jueves, 13 de octubre de 2016

COMENTARIO DE TEXTO: LADRÓN DE SÁBADO

Aquí vos deixamos un comentario de texto feito por Mónica Caamaño, de 2º de ESO, para a asignatura de Lengua Castellana e Literatura. Esperamos que vos guste.

Ladrón de sábado

Gabriel García Márquez

Este relato pertenece a la narración, puesto que es un texto escrito en el que se cuentan unos sucesos reales que les ocurren a unos personajes en un lugar y un tiempo determinados. En esta obra, se cuenta la historia de cómo un ladrón, puede llegar a conquistar el corazón, primero de una niña y luego de una madre. La familia, a la que supuestamente iba a asaltar el delincuente, es muy peculiar: los padres están distanciados durante los fines de semana y solamente se quedan en casa madre e hija. La madre, de nombre Ana y de treinta y tres años, es un personaje importante en esta obra, pero no es el personaje protagonista; en cambio, Hugo (un ladrón de fines de semana) consigue conquistar con su encanto y su cultura culinaria a Ana y a su hija Pauli. Esta joven, de tan sólo tres años, abre su corazón al ladrón, pero sólo aparece en el primer párrafo y no es muy importante en el texto, por lo tanto, la consideraríamos como personaje secundario. El narrador que relata la historia, es de tipo omnisciente, debido a que conoce todos los detalles del relato, hasta los pensamientos y sentimientos más íntimos de los personajes. Y también testigo, porque está presente en los acontecimientos pero no participa en ellos. Por ejemplo:
  •  Hugo, un ladrón que sólo roba los fines de semana, entra en una casa un sábado por la noche. Ana, la dueña, una treintañera guapa e insomne empedernida, lo descubre en in fraganti.
  •  A Ana, preocupada por Pauli mientras preparaba la cena se le ocurre algo para sacar al tipo de su casa.1

El espacio del texto es la casa de los padres de Pauli, desde el planteamiento hasta el desenlace. Esta estructura es de forma lineal, por lo que los hechos se narran en el mismo orden cronológico en el que sucedieron y se pueden establecer estos momentos. El planteamiento se desarrolla desde que se presenta el ladrón en el texto hasta que baja la guardia para sí y decide quedarse durante el periodo de tiempo que el marido está ausente. El desenlace marca un principio cuando comienza un nuevo día y una otra posibilidad de llevar una vida diferente que Ana desconocía hasta la llegada de Hugo.  Se despierta una empatía entre ambos que se consolida con la reacción de Ana ante la llegada de una amiga que pone en peligro a Hugo,  y comienzan a llevar una vida familiar como si se conocieran desde siempre..."Ana empieza a sentir una extraña felicidad."1 El desenlace no es tan feliz comparado con el planteamiento: el ladrón debe irse porque la familia espera la llegada del padre. Pero a partir de ese día, Ana podría empezar a sentir una relación amorosa con Hugo: "Ana no lo mira alejarse. Hugo está por desaparecer y ella lo llama a voces. Cuando regresa le dice, mirándole muy fijo a los ojos, que el próximo fin de semana su esposo va a volver a salir de viaje. El ladrón de sábado se va feliz, bailando por las calles del barrio, mientras anochece."1
Se nota que realmente los dos personajes están enamorados por sus palabras, que están en un lenguaje muy concreto: Los verbos están en tercera persona del singular: devuelve1.  

Al contrario que la conexión que se creó entre Hugo y Ana, algo muy espontáneo, en el texto se creó una narración organizada: por el motivo de que es un relato organizado, pensado. Pero no es solo eso, este conjunto de enunciados, tiene una forma externa, con un final muy abierto. Este relato breve, escrito por un autor conocido, Gabriel García Márquez, se define en la literatura como cuento literario, por los siguientes motivos:
·         Es de transmisión escrita, por lo que se conserva la información impresa por el autor.
·         Consta de una finalidad exacta y no está dispuesta a cambios.
·         Su estructura está formada por un planteamiento, un nudo y un desenlace.



 Mónica Caamaño Lago

2 comentarios:

Ana Martinez dijo...

Está xenial. Un traballo de primeira. Boa finde.

Mónica Caamaño dijo...

Moitas grazas, Ana. Boa finde!